FANDOM


Libro
W pen

Euler Granda Espinoza (Riobamba, Ecuador, 7 de junio de 1937) 7 de junio de 1935 es un escritor, poeta y médico ecuatoriano.

Especializado en Psiquiatría, se ha dedicado a literatura con verdadera unción, actualmente es reconocido en el mundo intelectual por su originalidad literaria; su poesía tiene ribetes sociales, nace de las vivencias del mundo contemporáneo.

Biografía Editar

Nació en Riobamba, Ecuador, en 1935. Hijo de Aurora Espinoza y Ángel Polibio Granda. Estuvo casado con la poeta Violeta Luna (n. en Guayaquil, Ecuador en 1935- ), con quien procrea a Sigrid Danae Granda Luna (1967) Médica General; Dioné Ninfa Granda Luna (1968) Estudios en Artes Plásticas; Tafnis Yamara Granda Luna (1971) Médica Veterinaria y Mayarí Granda Luna (1977) con estudios en Literatura, Bibliotecología, Documentación y Archivología. Actualmente está casado con Ximena Mendoza Párraga, poeta y Miembro de la Casa de la Cultura Benjamín Carrión, Núcleo de Manabí. Sus estudios Primarios los realiza en la Escuela de los Hermanos Cristianos; luego ingresa al Colegio San Felipe de Neri de su ciudad natal y se gradúa de Bachiller en 1953

Ámbito académico Editar

Realiza estudios universitarios en la Facultad de Medicina de la Universidad Central los tres primeros años y luego se traslada a la ciudad de Guayaquil e ingresa a la Universidad de Guayaquil de Ecuador; en dicha Universidad se gradúa en el año de 1965, previo a la presentación de su Tesis de Grado titulada: “Fiebre reumática”; en la misma Universidad adquiere la especialización en Psiquiatría y comienza la práctica médica en el Hospital Luis Vernaza y posteriormente en el Hospital Psiquiátrico Lorenzo Ponce. Viaja a Quito en búsqueda de nuevos proyectos de vida, consigue un trabajo como Sub-Director del Centro de Rehabilitación Social del Ministerio de Gobierno; más tarde, dirige la Cátedra de Higiene Mental y Sicología en la Escuela de Medicina de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Central del Ecuador, año de 1969.

Ámbito literario Editar

Tempranamente en su vida de estudiante inicia su apego al arte de la literatura, lee y se influencia de varios autores nacionales y literatos del mundo español; más tarde, fue encontrando su propia personalidad literaria y manera de expresar su riqueza interior, siendo voz propia como ajena. El mismo refiere que por el hecho de ser médico psiquiatra le ha permitido tener la facilidad de penetrar las interioridades del ser humano, porque cada vida encierra un cúmulo de problemáticas y también, lleno de expectativas esperanzadoras que le ofrece la vida.

Euler Granda dice que es necesario que el médico en la actualidad adquiera el compromiso del ejercicio en muchas otras facetas del quehacer humano; entendiendo que la mente es una esponja, que mientras más información recibe, más conocimientos alcanza, llegando al logro del anhelo estético en su personalidad; se sabe que el ser humano, utiliza solamente el 10% del total de su capacidad intelectiva, y para el médico, por supuesto, hay el entendimiento que dentro de las Ciencias Neurológicas, tiene un amplio camino que recorrerse en el campo de la investigación [1].

Al cursar el tercer año, ya se encontraba escribiendo poesía, pero sería sólo al finalizar la secundaria que puede decirse, escribe con estilo propio y sus poemas son reproducidos en diversos números de la Revista "Surcos".

En el año de 1961, a sus 26 años, todavía aún estudiante de medicina gana el Segundo Concurso Nacional de Poesía auspiciado por el diario El Universo y de otro lado, la Municipalidad de Guayaquil le confiere la Presea al Mérito Literario por la obra “El rostro de los días”. Al año siguiente, obtiene el Primer premio de poesía en el V Festival Universitario de las Letras en la Universidad de Guayaquil.

A partir de ese momento, se conjuga su actividad literaria con la actividad médica, a tal punto de considerar, si el ejercicio de la una tiene supremacía sobre la otra, lo cierto es que las dos se alimentan mutuamente. A lo largo de su vida tiene una prolífica obra y recompensas traducidas en galardones y homenajes que provocan una infinita satisfacción de su labor. Gana en el año de 2009, el Premio Nacional “Eugenio Espejo”, el máximo galardón que un ecuatoriano pueda recibir, como justo reconocimiento a su labor en las artes de las letras; su consecución ha sido lograda luego de 4 nominaciones a ese premio nacional, a tal punto de opinar él mismo que no esperaba este reconocimiento. Quizá él mismo, quiere olvidar que a lo largo de su vida han sido 30 sus obras publicadas y sus poemas sueltos han sido publicados en varias revistas nacionales y extranjeras.

Euler Granda, demuestra en su obra una manifiesta y curiosa originalidad, su poesía es contestataria y siempre hay un tinte de reflexión a la problemática social y humana; existe una reflexión filosófica, repara en lo hermoso y sublime de la vida, el amor, pero no deja “el lado flaco” de la vida, lo angustiante, la soledad y la problemática psicológica social. Su obra poética ha sido analizada en varias antologías hispanoamericanas y ha sido traducida su poesía a varios idiomas.

Su poesía, como el mismo la describe, es una poesía conversacional, con ribetes sociales, que gira en torno a las vivencias y problemáticas diarias de la vida; temática en donde se utilizan los lugares comunes y los hechos cotidianos, y encajada definitivamente su poesía dentro del surrealismo. Funda el Grupo de los "Tzántzicos", junto a Ulises Estrella, Leandro Katz, Marco Muñoz y Alfonso Murriagui.

El poeta Carlos Eduardo Jaramillo, al expresar su adhesión a uno de sus múltiples homenajes manifiesta que “A otros mejor dotados cumplirá el privilegio y el esfuerzo de adentrase en el vasto universo de sus significados. Nosotros nos quedamos en el vigor vickingo de este abrazo. Un poeta no puede llegar a otro sino por el lado del corazón”[2]; este mismo autor, cuando profundiza en la crítica escribe: la poética de Granda como “hondamente humana, inclaudicable, de una lucidez devastadora, aleteando su sangre cómo pájaros que cantan aún con fuerza de su alma , que cantan el olor y el calor de la piel de la mujer amada, que a diario ganan la batalla a la desolación”.[3] Alfonso Murriagui, más tarde, conociendo esta original poesía diría: “Euler Granda es un poeta que sabe definir con exactitud lo que es la poesía y sabe utilizarla con alegría y cantarla con pasión e ironía”; quien fuera Director de la Editorisl de la Casa de la Cultura Ecuatoriana a propósito de la obra: Poemas con piel de oveja” comentaría acerca de este insigne poeta: “Larga, noble y honesta es la obra de Euler Granda, quien no ha dejado de escribir a través de los años. Su presencia ha sido vital para quienes hacen cultura. A partir de 1957, en que publicara “Voz desbordada”, se convirtió en testigo frontal de las cosas y de los hechos, vistos todos con esa su mirada que, cual estilete, los desgrana y desintegra; en forma sencilla y clara, sinceramente poética” (Murriagui 2009).

En la presentación de la obra “Delicatessen” el escritor Rubén Darío Buitrón, se refiere a las alucinantes danzas del poeta irreverente y continúa: “Poco le importa lo que digan. Lo que han dicho. Lo que dirán. Poco le importan el poder, el dinero, la fama, la popularidad.

Pero le importan mucho todos los pocos que a los otros no les importan, como los insomnios sociales, los desamores personales y colectivos, la escaseces y las miserias, los vacíos, el hambre, la humillación, todos los dolores y pesadillas de quienes andan por la vida desamparados de quienes, a pesar de todo, creen el torcido discurso del poder retórico”. [3]

Mayarí Granda, quién hace la presentación del poemario “Zancudo negro”, refiere que Euler Granda es el “poeta vital desde siempre. En todas sus obras se vislumbra la ambivalencia del ser, la injusticia, la denuncia de un mundo homicida que tritura entre sus fauces a quien no encaja como una pieza más del rompecabezas absurdo de lo cotidiano, a quien no sacrifica sus huellas para ser apenas uno más arrogante vacío del no ser”. [2]

            "Entre diente 
             tu pie está agonizando, 
             la diabetes hace el trabajo sucio, 
             Polillas carniceras
             secretan miel amarga,
             Mugre ciudad
             se hace la que no te ve
             en tantote repletas
             de imbebibles palabras e incomibles;
             de soslayo te mira
             como desandas las andadas
             como tornan a cero
             tus ires y venires[2].

Ámbito médico Editar

Euler Granda médico e intelectual ha conjugado su pensamiento para expresar en el arte de las letras esa angustia que el hombre común no puede expresar pero que siente con dolor cada ser humano en cada rincón de su Patria; el crítico literario Hernán Rodríguez Castelo manifiesta: “Euler Granda es un poeta que busca poner su poesía muy cerca del pueblo; de sus problemas, de su sensibilidad, de su gusto y de su lenguaje”[4]. Complementa este sentimiento, otro crítico literario como Marco Antonio Rodríguez: “Que se debía reemplazar la poesía sosegante por la poesía perturbadora, la de sobrecogida y desértica soledad del hombre por la de la con flagrante y reproducida soledad de los hombres” [4]

Vivió en su ciudad natal hasta los 20 años, cuando el calor, el litoral, las aguas marinas le atraen para vivir y relacionarse con gente alegre, extrovertida y con mucha energía; supo escoger la carrera de la medicina porque desde temprana edad supo que había que estar del lado de quienes necesitan ayuda y alivio a sus dolencias; fue en aquella tierra que brotó de su interior la quemante palabra interior expresada con una original forma, con el mismo espíritu del médico, hacer llegar con su voz, la agonía de los problemas sociales.

Una vez que se consolida su personalidad médica con la obtención de su especialidad en psiquiatría, especialidad que tiene el don de penetrar en las interioridades del ser humano; una vez galardonado como poeta y haber recorrido con gran satisfacción una parte del camino de la vida, emprende una nueva aventura, llegar al Altiplano, con la nostalgia de sus años mozos, para respirar el aire puro de las serranías, acercarse a la tierra de los Quitus, al lugar de la mitad del Mundo y es allí que se despliega con la madurez profesional tanto en la medicina como en la literatura para lograr no sin dificultad el máximo galardón que nuestra Patria otorga a quién ha realizado una amplia trayectoria en su vida profesional, como es haber logrado el Premio Nacional “Eugenio Espejo”, en honor al primer intelectual de talla Universal, aquel médico que entendió que la medicina debe ser ejercida en función social; aquel literato que con sus escritos es considerado el Precursor de la Independencia del Régimen Español y que ofrendó su vida por la libertad. Euler Granda ha recibido galardones y esto le ha impulsado para continuar con su trabajo.

Premios y honores Editar

  • 1961, Primer Premio Concurso Nacional de Poesía del diario El Universo.
  • 1961, Presea al Mérito Literario por el Ilustre Municipio de Guayaquil.
  • 1970, Primer Premio de Poesía Mural Otorgado por la Municipalidad de Portoviejo.
  • 1970, Miembro del Jurado en el Concurso Internacional de Novela "Erik Gutentag", en la Paz, Bolivia.
  • 1972, Presidente de la Sección Literatura de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, Matriz de Quito.
  • 1972, Presidente de la Sección Literatura de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, Matriz de Quito.
  • 1978, Miembro del Jurado Calificador de la I Bienal de Novela, organizado por la Casa de la Cultura Ecuatoriana.
  • 1987, Premio Internacional de Poesía Jorge Luis Borges, Lima Perú.
  • 1988, Premio Jorge Carrera Andrade por el Ilustre Municipio de Quito,
  • 1988, Miembro del Jurado en la ciudad de la Habana para el Concurso "Casa de las Américas".
  • 1996, Premio Nacional de Poesía “75 Años de Fundación del diario El Universo”.
  • 1996, Concurre al IV Festival de la Cultura en la ciudad de Sucre, Bolivia.
  • 2003, Condecoración Pluma de Oro de la Unión Nacional de Periodistas.
  • 2007, Condecoración al Mérito Cultural de Primera Clase, Ministerio de Educación y Cultura.
  • 2009, Premio Nacional Eugenio Espejo, por actividades literarias.
  • 2009, Presea Benjamín Carrión, concedida por la Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión.

Bibliografía Editar

1. Granda Espinosa, Euler. 1961. El rostro de los días. Guayaquil: Oramas.

2. Granda Espinosa, Euler. 1963. Voz desbordada. Quito: Casa de la Cultura Ecuatoriana.

3. Granda Espinosa, Euler. 1965. Etcétera, etcétera. Riobamba: Editorial Espinosa.

4. Granda Espinosa, Euler. 1966. De las oscilaciones. En: Ciencia y Educación Física. Quito: Revista Asociación Escuela de Educación Física. 2 (2): 55.

5. Granda Espinosa, Euler. 1966. La vida. En: Ciencia y Educación Física. Quito: Revista Asociación Escuela de Educación Física. 2 (2): 56.

6. Granda Espinosa, Euler. 1966. Poema. En: Ciencia y Educación Física. Quito: Revista Asociación Escuela de Educación Física. 2 (2): 56.

7. Granda Espinosa, Euler. 1968. El lado flaco. Riobamba: Editorial Espinosa.

8. Granda Espinosa, Euler. 1971. El cuerpo y los sucesos. Quito.

9. Granda Espinosa, Euler. 1973. La inultilmanía. Riobamba: Editorial Espinosa.

10. Granda Espinosa, Euler. 1977. Un perro tocando la lira. Riobamba: Editorial Espinosa.

11. Granda Espinosa, Euler. 1982. Daquilema Rey y otros poemas de Bla. Bla, Bla. Quito: Editorial Universitaria.

12. Granda Espinosa, Euler. 1983. De cómo la muerte se sale con la suya. Guayaquil: Cuadernos del Guayas. (50): 59-60.

13. Granda Espinosa, Euler. 1985. Poemas. (Selección Antológica). Quito: Casa de la cultura Ecuatoriana.

14. Granda Espinosa, Euler. 1986. Bla, Bla, Bla y otros Poemas. Quito: Editorial Universitaria.

15. Granda Espinosa, Euler. 1988. Anotaciones del Acabóse. Loja: Casa de la Cultura Ecuatoriana,, Núcleo de Loja.

16. Granda Espinosa, Euler. 1990. Un perro tocando la lira y otros poemas. Quito: Colección de Antares de Libresa.

17. Granda Espinosa, Euler. 1991. Ya paren de contar. Quito:

18. Granda Espinosa, Euler. 1993. Poemas con piel de oveja. Quito: Fondo Editorial. Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”. ISBN 9978-62-045-1

19. Granda Espinosa, Euler. 1997. El cazador cazado. Quito.

20. Granda Espinosa, Euler. 1997. Me estás apabullando. Quito.

21. Granda Espinosa, Euler. 1997. Relincha el sol. Quito: Talleres Editorial Ecuador F. B. T. Cia. Ltda.

22. Granda Espinosa, Euler. 2002. Que trata de unos gatos y otros poemas. Crónica de sueños. Quito: Libresa. ISBN 9978-80-738-1.

23. Granda Espinosa, Euler. 2004. Que trata de unos gatos y nuevos poemas. Quito.

24. Granda Espinosa, Euler. 2005. Antología personal. Quito: Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”.

25. Granda Espinosa, Euler. 2009. Con las patas rotas (poesía). Quito: Revista Nacional de Cultura. N° 13.

26. Granda Espinosa, Euler. 2009. Poemas con piel de oveja (Antología). Quito: Colección Ántares. N° 50.

27. Granda Espinosa, Euler. 2009. Zancudo negro (poesía). Quito: Colección Decapitados. ISBN 978-9942-02-315-5

28. Granda Espinosa, Euler. 2011. Delicatessen. Riobamba: Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo del Chimborazo. Colección Poesía en pie. N° 11. Editorial Pedagógica Freire.

29. Granda Espinosa, Euler. 2013. Los Cochinones (poesía).

30. Granda Espinosa, Euler. 2015. Poesía a precio de gallina enferma (poesía).

Referencias Editar

Enlaces externos Editar


Plantilla:NF

Wikipedia-logo-es Incluye contenido del artículo Euler Granda Espinoza de Wikipedia bajo la licencia CC-BY-SA (ver autores)

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar